Lección 18: El valor de las piezas

 

Puesto que cada pieza tiene un movimiento distinto, es obvio que su valor no puede ser igual. Ya anteriormente dijimos que la dama era la pieza más poderosa, y es evidente que el modesto peón, tan limitado en sus movimientos, es la menos importante. Sin embargo ahora se hace necesario cuantificar dicho valor. Sucede que es muy frecuente que se produzca la captura de una pieza y que la pieza capturadora sea a su vez capturada. Se dice en tal caso que se ha producido un cambio. Naturalmente en el caso de un cambio de dos piezas iguales, por ejemplo una dama por la otra, o uno de nuestro caballos por uno de los del rival, el cambio es materialmente equivalente, pero en el caso de cambios heterogéneos la cosa ya no resulta tan clara. 

 

Valor estático y valor dinámico de las piezas

Una de las primeras cosas que conviene aprender es que las piezas tienen un doble valor. Por un lado existe un valor estático e inmutable que establece que, por ejemplo, la dama es más poderosa que un peón, pero también existe un valor dinámico, válido solamente para determinados momentos de la partida, que trastoca los valores anteriormente mencionados. Solo así es posible comprender que en determinadas situaciones pueda llegar a valer más el modesto peón que la poderosa dama. Como estos últimos valores son excepcionales, y mas dificiles de comprender, nos limitamos de momento a tener en cuenta su existencia. 

 

El valor estático de las piezas

Aunque como hemos dicho, el valor de las piezas puede verse modificado por una situación dada, en general y prescindiendo de otros factores suele darse una escala de valoración material para cada pieza, aplicable en la mayoría de los casos. Tomando como unidad el valor de la pieza más débil, el peón, el valor de las restantes piezas es el siguiente: Peón = 1 Caballo = 3 Alfil = 3 Torre = 4,5 Dama = 9 La valoración del rey es naturalmente intranscendente, ya que no es posible cambiar esta pieza por ninguna. De cualquier modo su fuerza teórica se situaría entre la torre y el alfil o caballo. Esta escala de valores es muy útil para el principiante pues sirve de valoración a la hora de juzgar la conveniencia de algún cambio. La ventaja en estos valores recibe el nombre genérico de ventaja de material.

 

El valor dinámico

Los valores mencionados de las piezas pueden variar en una posición dada. Es evidente que un bando puede tener desventaja material, pero a cambio disponer de un ataque que le permita ganar la partida. Hablamos aquí de una compensación por el material, unas ventajas que pueden superar el simple valor material establecido estáticamente, y producir una valoración distinta de las piezas. Un simple ejemplo ilustrará esto:


En la presente posición las blancas pueden coronar su peón, y si solamente tuviésemos en cuenta el valor material, les convendría transformar su peón en dama, la pieza más poderosa. Pero tras 1.f7=D las negras pueden jugar 1...Dc6+ dando jaque y tomando la torre a la jugada siguiente. En tal caso quedarían sobre el tablero rey y dama por bando lo que, jugando correctamente, debe conducir a tablas. 

Sin embargo, si en lugar de transformar el peón en dama, las blancas coronan un caballo, a pesar del menor valor material del caballo respecto a la dama, las blancas dan jaque al rey negro, obligan a éste a moverse, toman a continuación la dama negra con el caballo y la situación final deja a las blancas con una torre y un caballo de ventaja, lo que les garantiza el triunfo. En esta situación concreta, un caballo ha resultado más fuerte que la dama, y aunque estas situaciones tan extremas son excepcionales, no hay que perder de vista estas posibilidades, pues es bastante frecuente la presencia de factores que, aunque no de modo tan radical, si suelen variar ligeramente los valores dados a las piezas de modo estático. 

Debe tenerse en cuenta que dicha valoración dinámica es algo que depende de factores que solamente se presentan durante un breve lapso en la partida, generalmente muy pocas jugadas, por lo que conviene saber reconocer estos factores cuando se presenten.                                                                                                              

Anterior Portada Indice Siguiente


Clases  01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 |

 

 
Copyright © 2000-2001 Patronato Municipal de Deportes del Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas
Última modificación: 22 de diciembre de 2003