Lección 14: El Enroque



El enroque es una jugada especial, que se realiza con el rey y una torre. Es el único movimiento en el que se permite mover dos piezas en la misma jugada. Se realiza con el rey y cualquiera de las dos torres, siempre en la posición inicial de ambas piezas, de la siguiente manera: el Rey se mueve dos casillas en dirección a la torre con la que piensa enrocarse, a continuación y formando parte de la misma jugada, dicha torre pasa por encima del rey y se coloca a su lado, justo en la casilla siguiente. 

 

En el diagrama vemos la posición inicial antes de producirse el enroque:

 

 

Y esta es la posición resultante después de realizar el enroque con la torre del lado del Rey (llamado enroque corto).

  

 

En el diagrama se muestra la maniobra del enroque con la torre del lado de la dama, (llamado enroque largo, ya que la torre recorre una casilla más que el caso del enroque corto). 

 

Obsérvese que el rey realiza en ambos enroques un movimiento similar, dos casillas en dirección a la torre.  

 

 

Hay cuatro circunstancias que hacen imposible el enroque: 

1) Cuando el rey está en jaque. Así no es posible contrarrestar un jaque mediante el enroque. Sin embargo más tarde, evitado el jaque, si será posible el enroque. 

2) Cuando una de las dos piezas participantes, el rey o la torre, han sido movidas previamente, aun cuando luego hayan vuelto a la posición original. Es decir, no pueden haber hecho ninguna jugada en la partida, lo que impediría definitivamente el enroque. Es de hacer notar que si una de las torres ha sido movida, eso impide para siempre el enroque con dicha torre, pero todavía será posible el enroque con la otra torre. En cambio si es el Rey la pieza que ha sido movida, ya no será posible ningún enroque. 

3) Cuando entre el Rey y la Torre hay alguna pieza, tanto propia como contraria, ya que no es posible saltar sobre ellas. 

4) Cuando la casilla que debe cruzar el Rey está amenazada por alguna pieza enemiga, y con mayor motivo, si lo está la casilla donde se coloca dicho Rey, ya que eso sería dejarlo en jaque.  

 

En esta posición, las blancas pueden enrocar por el lado derecho (enroque corto), salvo que anteriormente hubieran movido el rey o dicha torre. En cambio el enroque largo es imposible, ya que obviamente la torre blanca ha sido movida. Lo mismo pasa con las negras. Su rey se ha movido, y por lo tanto ninguno de los enroques es ya posible.

 

En esta posición las blancas están en jaque, y por lo tanto no pueden enrocarse. Sin embargo, si evitan el jaque capturando el alfil con el caballo, o bien interponiendo una pieza, (un peón o un caballo), mantendrán las opciones de enrocar más adelante. En cambio, si evitan el jaque moviendo el rey, ya no podrán enrocarse en toda la partida. Por su parte el negro no puede realizar el enroque por ningún flanco. El enroque corto es imposible, ya que hay una pieza propia interponiéndose (el caballo negro). En cuanto al enroque largo, la casilla intermedia de paso del rey, está atacada por uno de los caballos blancos, lo que imposibilita dicho enroque. Es de hacer notar que las casillas que importan son las del paso del rey. Por ello, si las blancas evitan el jaque capturando el alfil con su caballo, las negras podrán efectuar el enroque largo, ya que no importa que el otro caballo blanco ataque una de las casillas por las que pasa la torre.

 

Ejercicios sobre el enroque.

Ejercicio 1
Ejercicio 2
Ejercicio 3
Ejercicio 4

 

Anterior Portada Indice Siguiente


Clases  01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 |

 

 

 
Copyright © 2000-2001 Patronato Municipal de Deportes del Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas
Última modificación: 22 de diciembre de 2003